Centro de Meditación en Roses

En este discreto hotel, de la costa brava, para visitantes interesados en conocer o practicar la meditación, se fomenta la convivencia en los espacios que se generan en el interior y el exterior.

El interior invita a entrar, y a la vez desde el interior se garantiza, en cada una de sus estancias, el contacto con el mar, generando la mezcla entre los dos espacios.

El proyecto plantea adaptarse a las necesidades del usuario, y es por eso que no formará parte de una arquitectura ornamental, más bien se desligará de la ornamentación al igual que la mente de su cuerpo durante la meditación.

Un esquema simple, con estrategias arquitectónicas que permiten regular las circulaciones de forma intuitiva para el visitante.

Tres materiales. Hormigón, cerámica y madera materializaran el concepto para crear la solución más optima y a la vez crear un clima interior natural y neutro para encajar dentro del marco del lugar y del uso.

El proyecto está integrado por 6 habitaciones, una sala polivalente, una biblioteca y un lobby/club.